<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10113008\x26blogName\x3dEl+diario+de+Antoine+Doinel\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://luishernancastaneda.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://luishernancastaneda.blogspot.com/\x26vt\x3d5526237926896174234', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El diario de Antoine Doinel

Apuntes de un escritor francés que jamás escribió sobre Francia

Longino y lo sublime

"Ahora, al escribirte a ti, queridísimo, con tu conocimiento de todos los estudios liberales, casi me siento también dispensado de explicar con detalle que lo sublime es como una elevación y una excelencia en el lenguaje, y que los grandes poetas y prosistas de esta forma y no de otra alcanzaron los más altos honores y vistieron su fama con la inmortalidad. Pues el lenguaje sublime conduce a los que lo escuchan no a la persuasión, sino al éxtasis. Ya que en todas partes lo maravilloso, que va acompañado de asombro, es siempre superior a la persuasión y a lo que sólo es agradable".

Longino explicará, en las siguientes páginas de su tratado, que el lenguaje sublime puede ser alcanzado mediante ciertas estrategias retóricas. Sin embargo, hay algo en él que permanece sin explicación, pues proviene de los dioses y por tanto no puede ser categorizado.

Me pregunto si cabe la siguiente posibilidad: incluso cuando no nos sentimos persuadidos por la retórica ideológica de un texto cualquiera, ¿no sucede que en ocasiones la cualidad de lo sublime - si es que está presente - excede nuestra capacidad de desacuerdo y nos llena de asombro por lo maravilloso, a pesar de que lo consideremos moralmente execrable?
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

10:38 p. m.

Lo subliminal suele tomarse como algo sobrehumano. Algo de procedencia celestial o demoniaco, para los más cucufatos. Lo cierto es que lo padecemos y lo disfrutamos. Los orgasmos son asociados, por analogía, a algunos estados inconmensurables de placer producido por una fuente distinta al sexo. cada quien busca y encuentra placere de formas y maneras diferentes. Al final, me perece, que por más definiciones que tenga lo "sublime", siempre tendrá un significado distinto en cada persona. Creo que esto último tiene algo que ver con lo que dicen los constructivistas: la realidad es diferente a lo percibido como realidad.    



3:49 p. m.

Saludos. Bataille diría que esa fuente de placer distinta del sexo que se experimenta en el erotismo es el vértigo de la muerte. En literatura, también está asociada al mal y la trangresión. La intención del post era rescatar un lado no interpretable de la literatura, que estaría directamente relacionado con la experiencia estética, para responder a la pregunta de por qué disfrutamos algunos textos que nos parecen repudiables en el plano del significado.    



» Publicar un comentario