<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10113008\x26blogName\x3dEl+diario+de+Antoine+Doinel\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://luishernancastaneda.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://luishernancastaneda.blogspot.com/\x26vt\x3d5526237926896174234', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El diario de Antoine Doinel

Apuntes de un escritor francés que jamás escribió sobre Francia

Un hablador posmoderno

¿En qué sentido es El hablador una novela posmoderna? El artículo de Emil Volek ("El Hablador de Mario Vargas Llosa: del realismo mágico a la posmodernidad") sugiere algunas pistas que se pueden seguir con provecho. Entre los rasgos que destaca están el "final abierto" con que culmina el debate ideológico entre civilización y barbarie, entre la alternativa modernizadora y una suerte de "fanatismo de la heterogeneidad" defendido por Mascarita, el judío limeño que abandona su cultura para formar parte del mundo machiguenga. En efecto, no hay en la novela una voz autorizada para proclamar la verdad de los hechos, pues los capítulos narrados por el alter ego homónimo de Vargas Llosa están infiltrados por la duda, cosa singular para quienes conocen la trayectoria ideológica del escritor peruano. Adicionalmente, la voz de Mascarita es una invención reconocida, imaginada por un sujeto occidental que no duda – esta vez no – en advertir sobre su carácter artificial, tentativo: un intento de comunicación que no establece jerarquías. Pero lo que más llama mi atención es que los mitos y fábulas contados por el hablador forman parte de un discurso metaliterario, autorreflexivo, a través del cual Vargas Llosa nos habla de sus propias concepciones sobre la escritura y la función del escritor en Latinoamérica. No se trata de un subtexto propagandístico sino de una sincera, apasionada y nostálgica declaración de fe en el poder de la literatura para representar la realidad y aun transformarla, una creencia que puede parecer arcaica pero sigue despertando el interés de algunos narradores peruanos.
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

3:15 a. m.

Concluyo que El hablador es una novela que dice más a escritores peruanos que a escritores universales. Esos episodios de relatos machigüengas son tan artificiales y parecen más un testimonio -un inciso del testamento- de las ambiciones de Vargas Llosa de tratar sobre todos los habitantes peruanos. Por lo demás, está desligadísimo de la novela, aunque no con tanto escándalo como ocurre en El Paraíso en la otra esquina, su peor novela sin dudar.    



10:11 a. m.

Saludos. Me parece que los capítulos a los que aludes dan la impresión de ser "artificiales" y "desligados" de la novela precisamente porque no son ni pretender ser testimonios machiguengas. Recordemos que quien los enuncia es el Mascarita inventado por el narrador. Lo interesante de la novela es cómo imagina este "otro" Vargas Llosa la "imaginación" de Mascarita. La mimesis de las tribus o del espacio selvático pasa a un segundo plano. El discurso del hablador nos dice más de Vargas Llosa que de su propio emisor, y en este sentido se asemeja a La tía Julia y el escribidor (con Pedro Camacho). Creo que ambas novelas pueden ser leídas con provecho dentro y fuera del Perú.    



» Publicar un comentario