<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10113008\x26blogName\x3dEl+diario+de+Antoine+Doinel\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://luishernancastaneda.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://luishernancastaneda.blogspot.com/\x26vt\x3d5526237926896174234', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El diario de Antoine Doinel

Apuntes de un escritor francés que jamás escribió sobre Francia

El hablador

En un post anterior sobre la novela El hablador de Mario Vargas Llosa, Conde Tolstoy comentó lo siguiente:

"Concluyo que El hablador es una novela que dice más a escritores peruanos que a escritores universales. Esos episodios de relatos machigüengas son tan artificiales y parecen más un testimonio -un inciso del testamento- de las ambiciones de Vargas Llosa de tratar sobre todos los habitantes peruanos. Por lo demás, está desligadísimo de la novela, aunque no con tanto escándalo como ocurre en El Paraíso en la otra esquina, su peor novela sin dudar".

La tesis enunciada en la primera oración destaca el carácter local de la novela sobre sus proyecciones universales. El viejo tema de cómo se logra lo universal en literatura ha sido discutido ampliamente, pero quizá esta novela, que el consenso crítico tiende a considerar menor dentro del corpus vargasllosiano, pueda aportar nuevas direcciones. El argumento de Conde Tolstoy es que los alcances limitados del texto responden a dos factores: la falta de trabazón narrativa entre los capítulos del hablador y los capítulos del narrador homónimo de Vargas Llosa (lo cual sería un defecto literario), y por otro lado, el tratamiento superficial del tema (el mundo machiguenga). La primera objeción es muy discutible; al menos para mí, la articulación entre los dos grupos de capítulos es el mayor éxito de la novela. En cuanto al segundo punto, siempre he tendido a ver en El hablador una suerte de testimonio sobre el oficio del escritor latinoamericano, más que un intento de producir imágenes "verdaderas" de la cultura machiguenga. Pero la discusión está abierta.
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

10:45 a. m.

The Partisan War Syndrome
The Democrats' policy of doing nothing as the Republican Party keeps tripping over itself is a recipe for continued political failure and irrelevance.
Hey you've got a great blog here, the best I've seen so far, keep up the good job! A few days ago I was surfing the web and came across this cool site on Auto loans online. It features all sorts of interesting information on
Auto loans online and makes it super easy to apply online. Now I know that people want fast services I recommend they visit
Auto loans online for quick and hassle-free service.    



11:15 a. m.

Luis Hernán, diría que la tendencia crítica en relación con El hablador se inclina más bien hacia reivindicar esa novela como una de las obras más complejas de Vargas Llosa en su periodo post-novela total, por llamarlo de algún modo. Varios de los críticos norteamericanos más prestigiosos han escrito sobre ella, entre otros Jonathan Culler, Benedict Anderson y Doris Sommer. Anderson le dedica un capítulo entero de uno de sus libros, mientras que Culler y Sommer publicaron sendos artículos en un número especial de "Diacritics" dedicado a la obra de Anderson. La bibliografía por parte de críticos latinoamericanos también va visiblemente en aumento.

En Lexis, hace unos pocos años, publiqué un ensayo bastante largo destinado a tratar de elucidar cuál es la forma en que se relacionan las dos series de capítulos de El hablador, los del narrador occidental y los del seudo machiguenga. Como expuse en ese artículo, creo que parte de la complejidad de la novela proviene del hecho de que ella fomenta la indeterminación en esa relación (¿son dos relatos paralelos? ¿uno, el del seudo indígenena, es un vice-relato del otro, el del narrador occidental?), y, a su vez, esa indeterminación quiere ser reflejo de una falta de definición acerca de uno de los temas cruciales del libro: la cuestión de si es necesario y legítimo, siempre, exigir la integración de unas etnias "atrasadas" dentro del impulso hegemonizador de la nación occidental. La novela, de hecho, da respuestas más dubitativas, matizadas, abiertas y sutiles que las que propone Vargas Llosa en su discurso político no ficcional.

Sobre otros dos asuntos: es curioso que la gente suela repetir la crítica de que los relatos machiguengas de Vargas Llosa en El hablador no parecen reales o verosímiles: los primeros son poco menos que transcripciones de relatos recogidos por sacerdotes, misioneros y antropólogos en la zona. Y claro, más adelante esos relatos, en la novela, se ven paulatinamente invadidos de referencias bíblicas o alusiones a Kafka y otros personajes occidentales, en un movimiento que, si bien formalmente es análogo al de la irrupción de la locura en los radioteatros de Pedro Camacho, tiene aquí una intención distinta: ser una representación del proceso de transculturación.

Un motivo crucial para que Vargas Llosa no pueda ser acusado de haber construido un "hablador" poco verosímil es el siguiente: los machiguengas no tienen habladores, esa figura, toda, es una invención de Vargas Llosa. Los mitos machiguengas se forman y transmiten de otras maneras.    



12:20 p. m.

Respecto del comentario de Conde tolstoy, no creo que los episodios machiguengas estén "desligadísimos" del primer plano (narrado en primer persona por un Mario ficticio, que da cuenta de su amistad con máscarita y es a la vez una suerte de ejercicio autobiográfico) ni mucho menos que El Paraíso en la otra esquina sea una de sus peores novelas, sino, más bien, una de las mejores. Hay obvios nexos significativos entre la vida de Gauguin y la de Flora, si bien no de causa-efecto.
Respecto de la discusión sobre El hablador, prefiero abstenerme de opinar y al menos releer antes algunos episodios de la novela, la cual conocí hace ya varios años.
Nos vemos pronto.    



12:46 p. m.

Justo me andaba yo quejando de que no hay mucha bibliografía sobre el El hablador en la universidad (PUCP). Buscaré el artículo en Lexis.
Había otro asunto. Quería someter a su consideración una posibilidad de acercarse a esta novela que pesqué al vuelo en un artículo de internet, lamento no recordar cuál. No sé si otros ya la han desarrollado. Me refiero a leer los capítulos del hablador (que, como apunta Gustavo, es una invención, aunque el mismo Vargas Llosa lo niega en una entrevista al sostener que en este caso se sometió a la fidelidad antropológica), como una expresión del cambio ideológico del autor. ¿Se pueden identificar rastros de una postura - superada ya por Vargas Llosa - sobre la función del escritor en su sociedad en el discurso de este hablador? Gracias por los comentarios.    



1:17 p. m.

"máscarita" por "Mascarita" en mi comentario anterior. Horrenda errata. Sería cuestión de releer ciertos episodios y revisar si la interpretación que pones a consideración se sostiene. Recuerdo que cuando la leí la novela, interpreté al respecto -creo que también leí en alguna entrevista a Mario- que se alude a la importancia de la ficción aun en las sociedades en que la literatura escritura no tiene tanta importancia. Saludo.    



1:22 p. m.

"máscarita" por "Mascarita" en mi comentario anterior. Horrenda errata. Sería cuestión de releer ciertos episodios y revisar si la interpretación que pones a consideración se sostiene. Recuerdo que cuando leí la novela, interpreté al respecto -creo que también lo leí en alguna entrevista a Mario- que se alude a la importancia de la ficción aun en las sociedades en que la literatura escritura no tiene tanta relevancia. Saludo.    



4:04 p. m.

me gusta tu blog, luis hernán    



9:34 p. m.

Holas. Sobre El hablador, hay un interesante análisis precisamente en la revista electrónica "El hablador" http://www.elhablador.com/rivas3.htm

Dagbertty    



» Publicar un comentario