<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10113008\x26blogName\x3dEl+diario+de+Antoine+Doinel\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://luishernancastaneda.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://luishernancastaneda.blogspot.com/\x26vt\x3d5526237926896174234', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El diario de Antoine Doinel

Apuntes de un escritor francés que jamás escribió sobre Francia

Resilencia al dolor

Pero faltaba demasiado para eso, si llegaba a suceder alguna vez en el futuro abierto. Ni siquiera podía decir que estuviera enferma. Las manchas de mi piel no me inquietaban, me sentía más fuerte y saludable que nunca y planeaba seguir así hasta el final de mis días. Tampoco había nadie a quien culpar; podía señalar algunos rostros, todos imprecisos, pero nunca con malicia ni venganzas en la mira. Me parecía infantil volver al pasado. No soy una persona que se defina por su historia, a ellos nunca volveré a verlos y donde estén se quedarán. Besé sus labios en las habitaciones de la memoria y les deseé la misma suerte que aguardaba para mí. En realidad, no me preocupaba; pensé en mi futuro, desdeñé todo temor con la prisa de la felicidad y adiviné que me adentraría en el dolor suave, conocido y compañero de una dolencia crónica, el recordatorio de un resfriado pertinaz o un dolor de muelas, de la que una en realidad no va a morir, porque ya solo sería posible morir con ella. nimbus2005 (set the controls for the heart of the sun).
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »

» Publicar un comentario